No queda nada para que empiece la campaña. Algunas variedades de aceitunas están casi en su punto óptimo para poder extraer su aceite en breve. Pero no todo es aceite en este sector, las aceitunas son tan importantes como el zumo que se crea en su interior.

Estos pequeños frutos forman el aceite y, además de aceite en perfecto estado, contienen proteínas, minerales, vitaminas (principalmente E, A, B1 y B2), carbohidratos y fibras, por lo que se considera un alimento muy completo.

Los supermercados nos ofrecen una inmensa oferta de aceitunas de mesa con diferentes aliños, ¡a cuál más rico!, pero hoy os traemos una receta para que podáis preparar aceitunas de mesa en vuestra propia casa. Hay varias formas de hacerlas, aliñadas, en salmuera, aderezadas…con resultados excelentes en todos los casos, pero en esta ocasión os contamos la forma más sencilla posible.

Si estáis relacionados con este mundo seguro que alguna vez habéis preparado aceitunas en casa, si no, os vais a sorprender de lo fácil que es y lo ricas que quedan. Sólo necesitáis aceitunas, agua y el aliño que más os guste.

¡No os perdáis el paso a paso!

1 Elegimos las mejores aceitunas del árbol, las que no estén dañadas ni picadas.

aceitunas1

2 –  Las rajamos con un cuchillo para favorecer la posterior pérdida de amargor. Aunque hay molinillos y tablas preparados para esto, no todo el mundo tiene uno, así que vamos a hacerlo de la forma más casera posible.

aceitunas2

3 – Las introducimos en un recipiente donde se procederá a su endulzado. El endulzado no implica añadir azúcar, sino eliminar el amargor natural de la aceituna.

aceitunas3

4 – Se cubren con agua y se dejan 24h. El agua se va cambiando a diario para facilitar la eliminación del sabor amargo. Se hace así durante 10-15 días. Como curiosidad, lo que se quiere eliminar con los lavados es el glucóxido oleuropeína, que es le causante del amargor.

aceitunas4

No es necesario que queden completamente dulces, un toque amargo les da un toque muy característico. Las vais probando hasta que estén a vuestro gusto.

5 – Una vez las aceitunas estén dulces (no amargas) se les añade el aliño deseado.

aceitunas5

En este caso hemos puesto tomillo, romero, orégano y ajo, todo a ojo, a más cantidad de aliño mayor sabor tendrán, pero sin pasarse.

Y por supuesto sal para ayudar en su posterior conservación y evitar que se ablanden. Lo correcto suele estar entre el 3 – 5 % de sal, es decir, unos 30 – 50 gramos de sal por litro de agua.

aceitunas6

¡¡Ojo con el ajo!! el ajo ablanda las aceitunas si lo añadís en exceso, debido a posibles fermentaciones, así que si vais a tardar mucho en consumirlas no lo pongáis.

6 – Finalmente, se dejan unos días hasta que se aromatizan con el aliño.

aceitunas7

Se puede añadir cualquier hierba aromática que os guste, también especias, vinagre, guindillas o cáscaras de cítricos. Es muy importante que las hierbas y las cáscaras de los cítricos estén muy limpias. Las posibles combinaciones son infinitas, no hay que seguir una receta concreta, ¡en la innovación puede estar el éxito!

¿Aún no nos sigues?

Puedes suscribirte al blog para no perderte ninguna de nuestras publicaciones o dar Like a nuestra página de Facebook. Y si te ha gustado la publicación compártela (pero NO COPIES) para que la puedan leer más personas.

También estamos en Twitter e Instagram

Queda terminantemente prohibida la reproducción parcial o total de este texto, al igual que el uso de sus imágenes por ser propiedad de AoveSour&Hot. No está autorizada la copia de este texto en ningún medio digital o impreso que no sea propiedad de AoveSour&Hot.

AoveS&H

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies